Portal de Comunicación Intercultural

Construcción natural: aprender y levantar tu propia casa

imagenIlustración
Foto(Créditos Web)

compartir en facebook compartir en twitter compartir en google

Las casas de barro son una opción más respetuosa del medio ambiente y mucho más económica que la tradicional. En Plottier dictan un curso gratuito y aseguraron que en cada barrio nuevo al menos hay dos casas de barro. (22/04/2018)

La falta de vivienda, sumado a la dificultad actual de acceder a un crédito hipotecario genera en muchas personas la necesidad de buscar otra solución. La construcción natural aparece como una opción que se puede realizar con mano de obra propia, y utilizar materiales que ofrece la naturaleza.

Desde el 2010 el Centro de Formación Profesional Agropecuaria N°1 de Plottier ofrece un taller donde capacita en este tipo de construcción y lo realizan entre 40 a 70 personas por año.

Su capacitador, Juan Mazza, aseguró que “cada vez son más las casas naturales en la zona” y que en los barrios nuevos hay al menos “dos o cuatro casas construidas con barro”. “Si el barrio está más alejado del centro hay más, y más cerca al centro menos. En China Muerta por ejemplo, está lleno de estas casas y en Plottier también”, indicó.

Este año el taller comienza el domingo 22 de abril a las 9.30 con entrada libre y gratuita y ya cuenta con 37 inscriptos, aunque esperan que muchos se sumen directamente en la primera clase.

"Cada vez son más las casas naturales en la zona. Si el barrio está más alejado del centro hay más, y más cerca al centro menos", Juan Mazza.

La idea principal de esta construcción natural es el aprovechamiento de los materiales y recursos naturales para la construcción de viviendas y que estas viviendas sean respetuosas con el medio ambiente.

“La permacultura que proponemos es más moderna. Se trata no sólo del aprovechamiento de lo natural, como sería la tierra, la arcilla, la madera, sino también usamos elementos producidos por el hombre que podemos reutilizar, como las cubiertas que usamos para las bases de las casas”, explicó Mazza.

Para construir una casa de barro moderna hace falta arena, arcilla y paja, o alguna fibra, que puede ser pelo, lana, hilo. Luego madera y definir cómo será el techo.

 

 

Valores

La idea que plantea el taller que se dicta en el Centro de Formación de Plottier es que cada uno pueda realizar su propia casa con sus manos, por lo que el monto total de esa construcción puede salir hasta un “80% más barato que una casa de construcción tradicional”.

Igualmente también se puede solicitar mano de obra para la construcción natural, y de esa forma elevar un poco los costos pero que nunca van a llegar ni a la mitad de lo que sale construir una vivienda de cemento.

“El valor final tiene mucho que ver a que apunta cada persona y cuanta maña tiene en la solución de los problemas. Lo podes hacer con un 20% de lo que sale una casa tradicional. Depende si podes solucionarlo solo o si tenés que contratar gente”, expresó Mazza.

En el taller se enseña todo lo necesario para levantar una casa terminada. La construcción de barro pero también cómo hacer las instalaciones de agua y luz, la pintura, terminaciones.

Para construir una casa de barro moderna hace falta arena, arcilla y paja, o alguna fibra, que puede ser pelo, lana, hilo. Luego madera y definir cómo será el techo.

Los intereses en el curso son variados, principalmente la solución de una vivienda propia, pero también de aprender para hacer nuevas construcciones conscientes del cuidado del miedo y otros como salida laboral.

Belén Baldor, fue alumna del taller, y junto al profesor y otros alumnos logró hacerse una casa en Neuquén de 140 m2. Cuando empezó a pensar la posibilidad de tener su propia casa fueron varias las varientes que analizó y finalmente se quedó con la de hacer su casa de barro. Si bien no pudo hacerla sola, sino que requirió mano de obra, aseguró que le salió hace un año lo que le habían pedido por una de construcción tradicional en el 2012.

“Para hacer mi casa gasté de materiales un camión de arcilla, que en ese momento salían 1800 pesos y cuatro de arena, que salían 1700 pesos cada uno”, recordó Baldor.

La calefacción de su vivienda es losa radiante conectada a un termotanque solar. El revoque exterior es impermeable para que la lluvia no lo dañe. Lo hicieron con aceite de cocina reciclado que fueron a buscar a tres rotiserías. Fueron 60 litros lo que utilizaron para recubrir toda la casa.

“Si uno planifica la construcción con tiempo y sabe aprovechar los elementos que brinda la naturaleza los costos se reducen aún más. Por ejemplo se pueden utilizar los restos de poda para las paredes, buscar cubiertas para las bases y hasta usar los postes de árboles cortados. Las paredes de las casas de barro respiran, y vivir ahí es una experiencia muy distinta a la que da una de cemento”, contó el instructor. 

Fuente: www.lmcipolletti.com

Tu aporte es fundamental para sostener este proyecto...

Choiquenet no recibe aportes de empresarios ni de pautas publicitarias oficiales. En tiempos de ajustes y represión, se hace necesario fortalecer un medio que reproduzca las voces de los sectores vulnerables.

Suscribite a Choiquenet con un módico aporte mensual y sumate para que sigamos sosteniendo juntos este apasionante desafío periodístico.


Suscribirme a Choiquenet
loading...