Portal de Comunicación Intercultural

Tres amigos argentinos crean ladrillos hechos a partir de botellas de plástico

imagenIlustración
Foto(Créditos Web)

compartir en facebook compartir en twitter compartir en google

EcoInclusión es una organización sin fines de lucro ubicada en Alta Gracia, Córdoba (Argentina). Nace en 2014 de la mano de un grupo de tres amigos que promueven la construcción de una sociedad más justa, equitativa y sustentable. Buscaban armar un proyecto solidario, cuidar el ambiente, ayudar a resolver el problema del destino de la basura y devolverle algo positivo a su comunidad.  EcoInclusión recolecta envases de plástico para crear ladrillos ecológicos.  (10/02/2018)

Hace poco lograron ganar el primer premio en la competencia regional de Google.orgObtuvieron una recompensa de doscientos cincuenta mil dólares y el reconocimiento del jurado por su compromiso con su sociedad. Entre el jurado estaba Rigoberta Menchú, premio Nobel de la Paz.

“En el país se tiran todos los días unos 12 millones de botellas plásticas. Se estima que enterradas en la tierra estarán allí unos 500 años antes de degradarse. Demasiado tiempo como para no hacer nada por evitarlo”, explica Fabián Saieg, uno de los creadores del proyecto.

“Desde el día en que nos eligieron finalistas, nos llamaron de un montón de lugares. Estamos trabajando en armar una gran planta de reciclaje en Córdoba, ya contamos con un terreno. Todavía no seleccionamos a las ONGs con las que trabajaremos. Pero lo primero que tenemos que hacer es estandarizar nuestro proceso y luego evaluar qué organización se adapta a los criterios para poder replicarlos y en qué localización hacerlo”, explica Saieg.

Para estos emprendedores, la basura no es basura, es materia prima. La producción, aún a baja escala, se hace en un galpón en el campo. En la planta serán tratadas quince mil toneladas de plástico por mes.

“Para eso vamos a colocar primero 50, luego 100 y después 150 puntos verdes en la ciudad. Luego expandiremos a ciudades de alrededores. Esto ya está casi aprobado por la municipalidad (Córdoba)”, señalan los jóvenes.

Para hacer un ladrillo se deben utilizar 20 botellas; cada uno pesa 1,5 kilos, es decir, un ladrillo liviano y resistente.

¡Bienvenidas las buenas ideas para un mundo mejor!. Mas información en http://ecoinclusion.com.ar

loading...