Portal de Comunicación Intercultural

Ruta Nº 22: “No avanzan porque no están fluyendo los fondos”

imagenIlustración
Foto(Internet)

compartir en facebook compartir en twitter compartir en google

Tras las declaraciones públicas del diputado nacional de Cambiemos y candidato a gobernador 2019 de Río Negro, Sergio Wisky, dónde confirmó que efectivamente las obras en las rutas 22 y 5 estuvieron paralizadas, el último mes, por falta de pagos del gobierno nacional a empresas constructoras, desataron una lluvia de criticas de la oposición. La diputada nacional Silvia Horne, fue critica de la situación y asegura que el gobernador debe exigir las obras. (03/02/2018)

La paralización de obras de una de las rutas mas transitadas de la provincia, genera por estos días un fuerte cruce entre el oficialismo y la oposición. En relación a este hecho, la diputada nacional, Silvia Horne (FpV), sostiene que “El gobernador ha firmado cheques en blanco y no tiene voz para exigir ni defender nada de Río Negro ante Nación”. La diputada nacional del peronismo asegura que es Alberto Weretilneck quien debería presionar al gobierno nacional para que agilice la reactivación de las obras en la Ruta 22.

“Estuve reunida con la Uocra de Viedma. A todos les consta que no avanzaron las obras porque no están fluyendo los fondos. El Estado nacional no está girando los fondos, esto es lo que dicen las organizaciones sindicales”, sostiene Horne que, tras un mes agitado con temas nacionales que concentraron su atención, asegura que insistirá con la Ruta 22.

Por su parte, el diputado Sergio Wisky (PRO),el legislador reconoció al Diario Rio Negro el parate por falta de pagos del gobierno nacional a empresas constructoras, pero lo atribuye a un retraso administrativo de principio de año y asegura que el trabajo normal en las obras se restablecerá desde el jueves que viene. Wisky también lanzó unos dardos al intendente de General Roca, Martín Soria, al asegurar que el conflicto en ese tramo de la Ruta 22 por la llamada “muralla” podría retrasar toda la obra.

Consultado por la falta de pagos, Wisky negó que se trate de inacción y contestó: “Siempre en la readecuación de las partidas presupuestarias hay un delay administrativo. Cuando empezás a ejecutar el nuevo presupuesto todavía estás cerrando el anterior, la carga administrativa está en el cierre de la partida del año pasado, son esos 15 o 20 días que se toman para hacer el encaje con las empresas. En ese delay administrativo y de falta de pago las empresas aprovechan y les dan licencia a sus operarios. Hasta que se retoma el nuevo presupuesto y empiezan a ejecutar las nuevas partidas pasan estos plazos. Estamos en esa etapa”, reiteró.

loading...