Portal de Comunicación Intercultural

Masiva caravana contra la instalación de base norteamericana en Neuquén

imagenIlustración
Foto(Internet)

compartir en facebook compartir en twitter compartir en google

Organizaciones sociales, partidos políticos y sindicatos realizaron en Neuquen una caravana en rechazo a la presencia norteamericana en la ciudad. (11/07/2018)

Se realizó este lunes 9 de julio por las calles de la capital provincial, desde el Monumento a San Martín hasta el lugar en el que se planifica emplazar la base, donde se leyó un documento consensuado en rechazo a la llamada “ayuda humanitaria” propuesta por Estados Unidos, con el aval de los gobiernos nacional y local, que esconde detrás la organización de las fuerzas represivas en detrimento del pueblo.

Neuquén - La actividad fue convocada por la Multisectorial No a las Bases Yanki en NQN, que nuclea a más de 60 organizaciones sociales, políticas y sindicales. Previamente se había realizado una conferencia de prensa en la que se convocaba a esta acción.

Allí, Marcelo Leyes, integrante de la Asamblea Centenario Libre de Fracking, explicó que la comunidad de Neuquén no ha sido consultada respecto a la injerencia de estas bases: “Desde el gobierno nos niegan información y hasta nos acusan de mentirosos por las denuncias que estamos realizando. Somos muchas organizaciones que estamos hablando de las bases militares porque nos condiciona totalmente el lugar, el enclave que han puesto ahí sobre los yacimientos petrolíferos de Vaca Muerta”.

A su vez, Mara Ortega de la Casa de la Amistad con Cuba, afirmó que no debe olvidarse el papel que juegan los grupos dominantes de Estados Unidos y enumeró: “la invasión de países provocando golpes de Estado, la desestabilización de los gobiernos populares, el papel que jugó Estados Unido en la Guerra de Malvinas. Estas bases buscan asegurar un dominio territorial y militar del continente al que siempre han llamado el ‘patio trasero’. Ya tenemos la injerencia económica y ahora vienen por la intervención militar. Tenemos que estar atentos y despertarnos en esta avanzada, por eso una de las primeras acciones es esta caravana (…), porque vienen por nosotros, vienen por Neuquén, por Argentina, por América del Sur, por América”.

De la conferencia también participó Jorge Nahuel, miembro de la Confederación Mapuche, quien advirtió que la instalación de esta base es un intento de militarizar la región: “Somos conscientes de que los intereses que tiene Estados Unidos a través de sus corporaciones y multinacionales petroleras necesitan ser resguardados, ellos saben que estamos viviendo una de las peores crisis a nivel nacional, saben que el pueblo se está movilizando y necesitan contener esa reacción, entonces van a utilizar el método que usan en todo el mundo que es intervenir militarmente y reprimir, no les va a importar los casos de muerte como lo han hecho en otros países de la región. Por lo tanto, tenemos que estar en alerta y movilizados”.

En efecto, la primera demostración de movilización y rechazo al intento de emplazamiento de estas bases militares de Estados Unidos en territorio neuquino fue la caravana de este lunes, en el marco del Día de la Independencia: “Hoy nada que celebrar… Dos siglos después, estamos en una jornada de lucha del pueblo, que se moviliza en defensa de su soberanía. Estamos reunidos en el lugar donde el Gobierno Nacional y provincial pretenden instalar la base de EE UU”, comienza en ese sentido el documento consensuado que se leyó justamente en la zona donde se pretende colocar la base.

Para la Multisectorial se trata de un punto estratégico en la ciudad de Neuquén, ya que se encuentra a la vera de la Autovía Norte, cerca del Aeropuerto Internacional J. D. Perón: “Sabemos que intentan emplazarla a metros de la Ruta del Petróleo camino a Vaca Muerta y ahora también sabemos que está cercano al territorio comunitario mapuche. Es claro que para presentarse como base militar necesitarían la aprobación del Congreso de la Nación”.

Respecto a la presentación de esta base como de “ayuda humanitaria”, el documento advierte: “Entendemos entonces que un modo de ‘ayuda’ sería, por ejemplo, poner orden ante una situación de protesta social ante injusticias, que en nuestro país aumentan a diario,  para lo que necesitarían un trabajo previo de potenciar situaciones de conflicto y luego aparecer como fuerza salvadora que restablece el orden y la ‘Paz’ social; lo que quizás debiera leerse: organizar las fuerzas represivas”.

En este sentido, la Multisectorial entiende que la única ayuda posible de parte de Estados Unidos es para con ellos mismos o para las multinacionales que están bajo su protección, ya que esta base les permitiría el espionaje, comando, control y comunicaciones con fuerzas operativas permanentes, base de operaciones especiales como antidrogas y otros, protección de sus inversiones y la intervención sobre los bienes naturales de Argentina.

“Así, las bases ‘humanitarias’ se metamorfosean y quedan listas para ser completamente activadas ante las molestias que le puedan ocasionar los trabajadores y el pueblo reclamando la recuperación del gas y el petróleo y organizaciones ‘rebeldes’ locales, estorbando sus intereses, como el pueblo  Mapuche y/o ambientalistas que resisten y luchan en defensa de la tierra el agua y la vida. Es tan perversa su política que las fuerzas de paz se convertirían en intervencionismo. Como claramente se observa en distintos puntos del planeta”, agregan.

Ante esta situación, desde la Multisectorial proclaman: “No renunciaremos a nuestros derechos ni  a nuestra soberanía territorial. No a las bases imperialistas. Rechazamos cualquier donación del Comando Sur y/o de cualquier otra potencia extranjera. No al FMI. Por un Estado Plurinacional  y Pluricultural que contenga las naciones originarias de nuestro país, que nos contenga a todos los habitantes”.

De acuerdo a la página web del propio Comando Sur de los EE.UU, que es desde donde se intenta establecer esta base militar en la ciudad de Neuquén, con la complicidad de su gobierno provincial: “(De esta manera, se) aprovecha las capacidades de respuesta rápida, la colaboración de naciones socias y la cooperación regional dentro de nuestra área de responsabilidad para apoyar los objetivos de seguridad nacional de los EE.UU., defender los acercamientos sureños de Estados Unidos y promover la seguridad y la estabilidad regional”.

La caravana de la Multisectorial fue acompañada por organismos de derechos humanos como Madres del Alto Valle, quienes realizaron una intervención tras la lectura del documento: “Esperamos que esto sea el comienzo y que este lugar se tome, que no vengan ellos y podamos armar algo lindo, que nos represente. Hay lugar para hacer otra cosa”, afirmaron. 

Fuentes: Resumen Latinoamericano / Anred / Clate / Kolectivo Alpatako.

loading...