Portal de Comunicación Intercultural

El reino del revés

imagenIlustración
Foto ilustrativa(Web)

compartir en facebook compartir en twitter compartir en google

"Niñas y jóvenes que vienen de recorrer un camino de dolor con su propia historia, que terminan en un ámbito del Estado que promete cuidarlas, hasta tanto pueda asegurárseles un hogar de amor, libre de abusos, de golpes y de tantas aberraciones, son víctimas luego de una red de prostitución, abusos, por parte de una pandilla enorme de señores influyentes" (28/03/2017)

Por Carla Galvez

La querida María Elena Walsh compuso hace ya bastante tiempo, una maravillosa metáfora, para describir lo más lamentable, repudiable y doloroso de nuestra realidad social.

En el mundo en que nos toca vivir sólo los poderosos están a salvo.

Niñas y jóvenes que vienen de recorrer un camino de dolor con su propia historia, que terminan en un ámbito del Estado que promete cuidarlas, hasta tanto pueda asegurárseles un hogar de amor, libre de abusos, de golpes y de tantas aberraciones, son víctimas luego de una red de prostitución, abusos, por parte de una pandilla enorme de señores influyentes.

Asco, impotencia, dolor, incredulidad nos atraviesan como resultado de la mísera y cínica condena dictada a un ex juez de nuestra Comarca Viedma-Patagones.

Un hombre que hasta hace muy poco era un “HOMBRE DE LA LEY”, funcionario de un sistema que está demostrando cada vez más que no cumple de manera real su tarea.

Lo único cierto frente a las novedades del Caso de la corrupción y abuso de menores, bajo la tutela del Estado, en situación total de indefensión es que El Juez Bernardi es un hombre PODEROSO, con conexiones y una red inmensa de complicidades que no lo dejará caer.

Mucho para decir. Poco tiempo y espacio.

Quizá reflejar de manera simple lo que pienso y siento frente a esta terrible muestra de impunidad, de desamparo del que son víctimas nuestras niñas y niños.

De un Estado ausente.

De una Justicia ciega.

De un nivel indescifrable de violencia generada desde la propia Institución que debería castigarla y erradicarla. “Hecha la ley, hecha la trampa”, repetimos todos los indignados ciudadanos que observamos esta atrocidad.

No nos es indiferente. Nos reunimos, opinamos, hay vecinos autoconvocados invirtiendo tiempo y energía en seguir este caso hasta el Final. Un juez desplazado de la causa. Un cambio de carátula, la interpretación arbitraria de una cámara de apelaciones que finalmente se expide castigando a este pedófilo con cinco míseros años de prisión (que seguramente serán muchos menos utilizando los vericuetos de la ley).

El nivel de alevosía con el que manejan los hilos de este circo que llaman JUSTICIA es por lo menos desesperante.

Galeano expuso que “La Justicia es como una serpiente, que sólo muerde los pies de los que están descalzos” y al igual que María Elena también metafóricamente explicó cómo funciona este mundo del revés.

Robándole unas líneas al querido Silvio Rodriguez y modificándolas levemente quiero expresar mi deseo más ferviente: Ojalá pase algo que los borre de pronto, una luz cegadora…

Ojalá que nosotros como sociedad podamos hallar la forma de Crear esa luz, para que nuestros niños crezcan en un mundo JUSTO, que preserve su inocencia, que les muestre que lo malo es castigado con la misma brutalidad con que es perpetrado.

Ojalá que podamos encontrar la forma de lograrlo.

Y de lograr por fin que SEA JUSTICIA.

loading...